La mitomanía es el trastorno psicológico caracterizado por mentir de forma compulsiva y patológica. Se falsea la realidad para hacerla más soportable.

 

 

En neurobiofeedback te hablaremos de esta conducta. Cuando  mentir se convierte en un hábito,  o  es la única forma de relacionarnos con los demás, hablamos de  mitomanía. Quien la sufre puede tener un carácter con rasgos paranoides. Desfigura la idea que tienes sobre sí mismo y la magnífica como en un delirio de grandeza  o oculta datos con mentiras. Se diseña una historia y se la cree.

La mitomanía o ser mentiroso patológico

Es un impulso irrefrenable de mentir, no es en sí una enfermedad (aunque hay profesionales de la salud mental que ya la consideran una enfermedad) pero si es un síntoma de que esa persona psicológicamente no está bien.

Los especialistas comentan que el mitómano  tiene una tendencia patológica a deformar la realidad.

Se miente pensando se ganará prestigio, se mejorará la imagen que los demás tienen de él.

Se puede mentir para manipular a las personas o por hacer daño.

No es algo inofensivo. Tiene efectos negativos sobre quien la padece y sobre quienes la sufren.

El mitómano comienza a perder credibilidad entre su entorno.

Un estafador con esta predisposición es una persona peligrosa, el engaño para lograr bienes o dinero

Casos de mitomanía 

El mitómano pasa inadvertido mientras no hablas con él/ella. Una vez estableces una relación comienzan sus mentiras y al final son tantas que acaba siendo desenmascarado. Por ejemplo el caso de Enrique. Solía presumir ante sus amigos y compañeros de trabajo de sus viajes en Europa.

Hablaba de los hoteles donde se había alojado, los restaurantes que conocía, el menú que pedía en estos lugares. Estocolmo, París Madrid eran ciudades de su itinerario. Describía todo de forma precisa con muchos detallas de tal forma que todos le creía, hasta que un día fue descubierto. Por temas de trabajo debía ir a  Estados Unidos en viaje de negocios, resultó que no solo no tenía pasaporte para viajar a Estados Unidos, sino que no había salido de los limites de su región.

La mitomanía no es inofensiva. Al contrario, tiene una serie de efectos en distinto nivel. En el plano social, el mitómano comienza a perder credibilidad y se lo categoriza como el “cuenta cuentos”. A nivel familiar, es visto como una persona poco confiable y desde el punto de vista de las amistades, éstas tienden a alejarse o bien la persona termina apartada del grupo.

El peor escenario es cuando la mitomanía afecta a terceras personas. Esto ocurre cuando la “manía” de mentir está presente en personalidades antisociales, principalmente en estafadores. En ellos, el “modus operandi” del delito es el engaño para conseguir dinero o bienes. Hay casos emblemáticos y el falso Rockefeller es uno de los más famosos del mundo.

Se hizo famoso y perseguido en Estados Unidos. Se hacia pasar por un pariente del productor italiano Dino De Laurentis, otras veces decía era nieto de Sofía Loren, o un miembro de la familia Rockefeller. Fue detenido en el  Logró codearse en los círculos sociales más elitistas de Nueva York, Hollywood y Miami. Una vez había establecido contactos, estafó y embauco hasta acumular millones. Entre 2000 por la Policía pero escapo y 10 años más tarde finalmente fue detenido por la policía de Canadá por numerosas estafas cometidas en Vancouver. En la actualidad continúa en prisión.

Categorías: Uncategorized

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of