Examinándote también aprendes.

Resolver las preguntas de un examen no solo nos permite comprobar nuestros conocimientos. Además, refuerza la memoria y ayuda a recordar la información más tarde.     La clave está en que creamos pistas mentales más efectivas cuando nos examinamos que cuando solo estamos estudiando, según un estudio que publica Leer más…