“Para empezar un gran proyecto hace falta valentia. Para terminar un gran proyecto hace falta perseverancia”

La perseverancia es un esfuerzo continuo, supone alcanzar lo que se propone y buscar soluciones a las dificultades que puedan surgir, un valor fundamental en la vida para obtener un resultado concreto. El primer paso para ser perseverante es tener una filosofía de vida en la que valores como el trabajo, el sacrificio y el esfuerzo cobran sentido.

Pese a que el concepto de sacrificarse pueda resultar poco atractivo en sí mismo, lo cierto es que cuando una persona lucha por un objetivo y trabaja por él, renuncia a otros aspectos que pueden resultarle agradables pero prefiere priorizar.

 

Visualiza la meta

 

¿Sabías que existen algunas técnicas de visualización que te ayudan a cumplir tus objetivos? En los últimos tiempos se ha demostrado que la imaginación y la visualización mental tiene una gran fuerza a la hora de, después, aplicar esta visión a la realidad.

Es decir, si tú te imaginas montando tu propia empresa y empezando a trabajar en ella, puedes provocar que tu cerebro reciba los mismos estímulos que recibiría si lo estuvieras haciendo realmente y, por tanto, que tus bloqueos o barreras mentales se debiliten ante la imagen de ese logro a alcanzar.

Esto ocurre porque con la mera visualización mental consigamos activar las mismas estructuras mentales que se activan cuando, en lugar de visualizar, realizamos un acto de forma real. Por este motivo, nuestro cerebro está igualmente estimulado y más preparado para poder llevar a cabo esta actividad que tanto te está costando empezar a arrancar.

 

Es imposible tenerlo todo. Para fomentar la perseverancia es saludable visualizar con más frecuencia la meta a alcanzar que el obstáculo a superar. Por otra parte, conviene interpretar el camino a recorrer como una oportunidad de aprendizaje en la que también es saludable hacer pausas para hacer altos y descansar. El descanso es saludable para poder reponer fuerzas y tener una perspectiva distinta respecto de la posible solución de los problemas.

Además, las personas también podemos aprender muchas lecciones de aprendizaje a través del ejemplo de quienes consideramos un referente a seguir: ¿A qué persona de tu entorno admiras por su perseverancia?

 

Elabora un plan de acción

 

Para mantener la constancia también es positivo diversificar las metas. No puedes poner tus expectativas en un único propósito de vida. Por otra parte, también es recomendable establecer un plan de acción que conecte metas a corto plazo con propósitos a largo plazo.

Echa la vista al pasado para recordar qué propósitos de vida has alcanzado gracias a tu constancia y afán de superación. De este modo, tomarás conciencia del valor que tiene esta virtud. Reflexiona también sobre cómo, a veces, es un riesgo tirar la toalla cuando ya estás muy cerca de la meta porque en ese caso, solo hace falta un nuevo intento.

Aquí te enseñamos una simple receta para elaborar un plan de acción. Toma nota:

 

Define los objetivos
Dicho plan de acción debe tener un objetivo claro, conciso y medible. No puedes iniciar un plan de acción si no sabes lo que quieres lograr con él ni en cuanto tiempo.

Detalla las estrategias 
A partir de este punto se deben especificar las estrategias que se seguirán para lograr dicho objetivo. Éstas deben mostrar el camino que se seguirá durante el desarrollo y ejecución del plan de acción.

Plantea las tareas
Luego, se debe plantear los pasos a seguir o tareas de cada una de las estrategias planteadas. Las tareas deben ser lo más específicas y detalladas posibles, reflejando cada paso necesario.

Elabora una Carta Gantt
Las tareas deben tener tiempos específicos, fechas de inicio y fechas de finalización, para lo cual es aconsejable adaptar al formato del plan de acción una gráfica de Gantt para tal propósito.

Designa responsables
Se deben asignar los responsables de cada tarea, quienes preferentemente deben ser los que están involucrados en la elaboración del plan de acción.

Ejecuta el plan
Ahora puedes proceder a la ejecución del plan de acción. Cada responsable ya sabe las tareas que debe ejecutar para cumplir con las estrategias planteadas y lograr el objetivo final de tu plan.


Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of