Usuarios confiesan que les ha ayudado a mejorar la concentración en sus actividades.

 

 

 

El “neurofeedback” es una herramienta tecnológica para retroalimentación de funciones cerebrales relacionadas con el conocimiento. Es un conjunto de técnicas que registran la actividad eléctrica cerebral y se informa a la persona sobre esta.

Así, una persona que se entrena con ella identifica cómo funciona su cerebro, cómo presta atención y si se concentra o no y si está cansado.

Al conectarse al “neurofeedback” este muestra la tendencia del manejo de ondas en el cerebro. Luego puede mostrar cómo se puede entrenar para aumentar los niveles de atención y disminuir los de distracción.

La sicóloga clínica Olga Leonor Hernández Bustamante asegura que el “neurofeedback” no es solo para personas con problemas cognitivo so de aprendizaje sino una herramienta de entrenamiento para solucionar problemas o potenciar habilidades. Ayuda a entender más, pensar con mayor rapidez y responder de mejor manera preguntas difíciles.

Retos académicos

Los retos académicos a veces generan estrés y ansiedad y ponen a prueba las funciones cognitivas. Ejemplo son las pruebas Saber, los exámenes del colegio o cualquier situación que significa una evaluación. Estas combinan elementos emocionales y cognitivos.

“En la manera en que nosotros funcionamos hace que el cerebro esté dispuesto a ser entrenado cada día. En la vida diaria se entrena al cerebro para que funcione de diferentes maneras”, explica.

Entonces, un estudiante de primer semestre de universidad no tiene las mismas habilidades para hacer trabajos que cuando está en décimo. Esto decir que la carrera entrena el cerebro del estudiante para que cumpla funciones que necesita su profesión.

“Nosotros no ejercitamos nuestra capacidad de atención constantemente sino que llegamos a cierto nivel de atención, memoria y concentración y nos quedamos ahí. Uno escucha de los jóvenes decir ‘no doy más’,  ‘hasta ahí llegué’ y se frustran por eso. Al entrenarse sentirán que sí pueden dar más porque el cerebro está dispuesto a hacerlo”, sostiene.

Testimonio

Lisbeth Hoyos Córdoba, estudiante de Sicología en Cecar, admite que su nivel de concentración ha aumentado tras utilizar el ‘neurofeedback’. “Antes perdía la concentración a los siete minutos  de estar utilizándolo y ahora duro de 12 a 15 minutos viendo algo, sin ser constante como se debería manejar de dos o tres veces por semana”, cuenta.

Dividir su atención

Otros motivo de estrés de los jóvenes es que tienen que dividir la atención entre las actividades académicas y las relaciones interpersonales.

Los que están terminando la secundaria piensan qué van a hacer, cómo les irá en la Universidad, etc. Se estresan porque tienen el reto de las pruebas Saber y que deben acordarse de muchos conocimientos que les van a preguntar, la duración de la prueba, estar sentado todo el día, el sueño y hasta la pereza a madrugar el fin de semana. Pero ellos deben saber que la clave para que entender lo que les viene cuesta arriba es estar muy concentrados y si entrenan bien el cerebro pueden dar mejores resultados.

“Todos somos inteligentes.. El ‘neurofeedback’ no te hace inteligente sino que te pone al tope de tus capacidades y hace que tú puedas hacer lo que el cerebro permite”, indica Hernández.

 

Categorías: Neurofeedback

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of