El alcoholismo dañaría la materia blanca del cerebro.



La principal función de la sustancia blanca es la correcta transmisión de la información cerebral.  Un estudio publicado en la revista  ALCOHOLISM: CLINICAL & EXPERIMENTAL RESEARCH señala que el consumo excesivo de alcohol produciría daños especialmente en la materia blanca de las áreas frontales del cerebro. Estas afecciones dificultarían que la persona frene el impulso de consumir alcohol en exceso.

 

Los investigadores usaron escáneres de resonancia magnética estructural de alta resolución para comparar los cerebros de 20 personas que bebían poco y de 31 alcohólicos abstemios que bebieron durante un promedio de 25 años y que habían estado sobrios durante unos 5 años.

“En nuestro estudio hubo dos hallazgos claves. En primer lugar, los ex alcohólicos mostraron reducciones en las vías de la materia blanca a lo largo de todo el cerebro en comparación con las personas sanas que bebían poco. Esto significa que las vías que permiten comunicarse de forma eficiente y efectiva a las diferentes partes del cerebro quedan afectadas por el alcoholismo. Por otro lado cuanto más se bebe, mayor es el daño producido en estructuras clave del cerebro, como ocurre en el giro frontal inferior“, remarcó Catherine Brawn Fortier, neuropsicóloga en el Sistema de Atención de Salud de la VA de Boston y profesora asistente en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard.

El giro frontal inferior es la parte del cerebro que influye en el control inhibidor y la toma de decisiones por lo que parece que algunas de las áreas del cerebro más afectadas por el alcohol son importantes para el autocontrol y el juicio, lo que es necesario para recuperarse de la adicción a la sustancia.

Terence Keane, profesor de psiquiatría y psicología y decano asistente de investigación en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, señaló: “Las implicaciones inmediatas de este estudio son claras: la abstinencia y el hecho de beber menos llevan a una salud mejor y a un mejor funcionamiento cerebral”
El alcoholismo conduce a muchos cambios cerebrales y a una disfunción que reduce la habilidad de una persona de funcionar y de curarse. Cuanto más tiempo se hace un mal uso del alcohol más probabilidades se tienen de que el daño sea permanente.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of